Conociendo a…

Antonio José Muro
Mayte Muro 

Antonio José Muro Sánchez es miembro del Equipo de Sonymage desde hace varios años, ejerciendo de Gestor de Contenido para nuestra publicación. Además, este gracioso ubetense de 45 años, es un apasionado de la fotografía al que no se le pone nada por delante. Así, en su portfolio podemos encontrar paisajes, fotografía de calle, retrato, macrofotografía, fotografía creativa, experimental…

Nacido en el seno de una familia trabajadora, Antonio fue el mayor de dos hermanos. Evoca su infancia como una etapa dulce, en la que no sobraba de nada, pero tampoco faltaba. Con gran sentido del humor nos relata que llamándose su padre Antonio y su madre Antonia, él tenía pocas probabilidades de llamarse Manuel. Y es que Antonio es divertido, y su sentido del humor es un rasgo que lo caracteriza.

Parece ser que como estudiante no fue precisamente “destacado”, y no porque no tuviera capacidad, pero le faltaba voluntad; así que terminada la EGB se encaminó hacia la Formación Profesional, obteniendo el título de Técnico Auxiliar de Enfermería. Poco después, dejó los estudios y se puso a trabajar en una oficina de farmacia, decisión que hoy día le pesa, pues le gustaba la rama sanitaria y podía haber continuado cursando estudios superiores.

Más tarde, el Ministerio de Defensa le llamó para cumplir el servicio militar. De esa época destaca los amigos que conoció, el mundo que descubrió y la obtención del título de Técnico Auxiliar de Farmacia. Terminado el servicio militar, de vuelta en Úbeda, comenzó a trabajar en un concesionario de vehículos Nissan, y tras pasar por varios departamentos a lo largo de los años, continúa, actualmente, en la misma empresa como contable y administrador.

En la Nochevieja del año 2.000 conoció a Asu, quien hoy día es su esposa y madre de sus hijos Antonio José de 15 años y el pequeño Martín, que llegó hace 3 años para ponerlo todo “patas arriba” – nos dice-. Ambos disfrutan de la familia viendo crecer a sus hijos sanos y felices.

Muchas gracias, Antonio, por permitirnos ahondar en tu vida y tu fotografía.

Fotografía: Fran Román